Planeación y activación de aprendizaje

Enfrentarnos a nuevas circunstancias implica adaptarnos rápidamente y reconocer las herramientas con las que contamos para construir las mejores experiencias posibles de aprendizaje.

Por ello, en este apartado se proponen estrategias y ejemplos para planear espacios y actividades de aprendizaje sensibles y pertinentes.

Qué procurar

Intención clara

  • Compartir la intención, objetivos y resultados de la semana con familias  y estudiantes, les permitirá saber qué se espera de ellos. Además, si nos es posible, construyamos en grupo las expectativas y reglas del espacio virtual para que todos seamos corresponsables de mantener esa cualidad en las sesiones.

Preparar el espacio

  • En las sesiones, es importante cuidar el espacio físico, es decir, lo que aparece en pantalla. Recomendamos cuidar el encuadre de la cámara para que nuestra imagen en pantalla se vea completa y cuidar que el fondo no tenga muchos elementos distractores, o bien, seleccionar elementos que cumplen un fin en la sesión que planeamos.
  • Tanto en las sesiones “en vivo” como en los materiales adicionales que se envían a los alumnos, el orden y la forma en la que se presenta la información es vital para que el material sea claro y atractivo.

Promover la atención

  • Para promover la atención de nuestros alumnos, es importante regular su nivel de energía y dar un momento de pausa para respirar y enfocarnos en el espacio y tiempo de la clase.
  • Otro factor relevante para mantener la atención es utilizar material diverso como vehículos para promover el aprendizaje, de manera que existan distintos estímulos que llamen la atención de los alumnos, los tiempos de atención son sólo de 5 minutos en promedio.
  • Te sugerimos planear sesiones dinámicas, es decir, planear distintos ritmos en las interacciones y promover que exista participación por parte de los alumnos, ya sea en plenaria, parejas, o pequeños grupos. Las preguntas son una excelente herramienta para activar la participación y detonar el diálogo.

Menos es más

  • Planear material sincrónico y asincrónico. No todo tiene que pasar en simultáneo. Te recomendamos seleccionar sólo 1 o 2 actividades por sesión para trabajarlas con mayor profundidad.

Hacer el aprendizaje visible

  • Podemos utilizar plataformas como padlet, mentimeter, o incluso una presentación de Power Point para destacar ideas y hacer visible el aprendizaje construido. Esto además servirá como insumo para valorar el aprendizaje.

Siguientes pasos:

  • Es importante considerar y compartir los siguientes pasos para que los alumnos comiencen a prepararse para la siguiente sesión.

 

 

Qué evitar
  • Asumirnos como la única fuente de información: existen muchas fuentes de información adicionales que los alumnos pueden consultar, más allá del contenido que les aportemos. Motivar el autoestudio, fuera de las sesiones virtuales y aconsejar fuentes confiables de información adecuadas a las temáticas que deseamos abordar, es una buena estrategia. Es importante impulsar que los estudiantes sean críticos en la información que buscan y seleccionan, identificando fuentes falsas o poco confiables de información
  • Dictar información por tiempos prolongados y en todas las sesiones: recordemos que  en espacios virtuales el intervalo de atención de las y los estudiantes se reduce aún más debido al exceso de estímulos a los que están expuestos.
  • Ser la única voz en la sesión: todos tienen conocimientos valiosos que compartir, generar espacios de diálogo y procurar que se escuchen distintas voces es mucho mejor para  el aprendizaje.
  • Pensar que todo está en nuestras manos al momento de planear: podemos asignar roles a los alumnos para que nos apoyen con tareas como pasar lista, compartir material, contestar por chat, silenciar micrófonos, entre otras.
  • Usar todas las plataformas disponibles: existen muchas plataformas para activar el aprendizaje. No es necesario que entendamos y usemos todas, seleccionemos las que sean más útiles para cumplir con la intención de la sesión.
  • Compartir videos de más de 5 minutos o pantalla por más de 10 minutos seguidos: tengamos presente el tiempo que dura la atención al realizar una misma actividad.
  • Frustrarnos con la tecnología: la conexión a internet no siempre está en nuestras manos, desde que planeamos, podemos prepararnos para adaptarnos en caso de que la conexión o la plataforma que teníamos pensada usar falle.
Cómo hacerlo posible
  • Ficha Acuerdos de convivencia