Recursos tecnológicos y materiales de aprendizaje

Trasladar el salón de clases a nuestras casas ha representado un reto para todos, así como una enorme oportunidad de aprendizaje. Existen distintas herramientas que nos acompañan en este proceso, para comunicarnos con los maestros y directores, para apoyarnos y guiar a los niños y niñas en su aprendizaje  e incluso para utilizar los recursos que tenemos en casa.

Investigaciones científicas demuestran la importancia de implicarnos y acompañar los procesos de aprendizaje de las niñas y niños, así como de generar ambientes que permitan el aprendizaje.

Mensaje Clave

La situación actual implica una rápida adaptación para enseñar y aprender a distancia, mantener la vinculación entre maestros, padres y alumnos, dinamizar el aprendizaje y a la vez mantener el trabajo en casa, y nuestra vida profesional y personal. Esto puede resultar abrumador y retador, sin embargo, es también una gran oportunidad para ampliar nuestras ideas de lo que es aprender y encontrar en la vida cotidiana las oportunidades para aprender más allá de las actividades de aprendizaje escolar.

Existen cada vez más plataformas tecnológicas y de comunicación que nos permiten estar en contacto con maestros. Los docentes están enfrentando retos tecnológicos con apertura, disposición y creatividad. Además de las herramientas de comunicación cotidiana como teléfono, correo electrónico y whatsapp, han tenido que utilizar diferentes herramientas y medios de comunicación con la comunidad educativa, como Zoom, Google Classroom, Hangouts, Blackboard, Buzmobb, Remind, Class Dojo,Teams de Microsoft, Moodle y Canvas, sólo por nombrar algunas.

También los alumnos están aprendiendo que la tecnología tiene más usos que el de la comunicación. Han aprendido a distinguir fuentes confiables de contenido académico, acercarse a plataformas de autoestudio e investigación, desde las herramientas más conocidas como Google Scholar, o sistemas de información científica como el Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica (CONRICYT), Redalyc, Researchgate, ERIC y Web of Science, hasta revistas científicas especializadas digitales como DEVERAS, Revista de ciencia para niños, la Revista Mexicana de Investigación Educativa o la revista Comunicar.

Para el autoestudio existen muchas alternativas de plataformas que ofrecen cursos gratuitos creados por las más reconocidas universidades.

Permanecer en casa ha favorecido el cuidado de los materiales, el reciclado de los recursos y, sobre todo, el desarrollo de la creatividad . Por otro lado, se han incorporado los saberes, experiencias y conocimiento de todos los miembros de la familia para atender las necesidades de los estudiantes.

¿Por qué es importante?

No estamos solos, existen diversas herramientas que nos permiten seguir en contacto con los miembros de la comunidad escolar, así como con nuestros familiares y amigos.

Es importante establecer canales de comunicación, tanto para conocer e involucrarse en las distintas herramientas que están utilizando, como comunicar cualquier clase de reto. Ya sea que tengan problemas de conectividad, o si está siendo complicado involucrarse con las tareas de aprendizaje.

Por otro lado, se ha demostrado que mantener nuestra red de apoyo activa es importante para nuestro bienestar y el de nuestros familiares o las personas con las que convivimos de manera cotidiana. El distanciamiento implica guardar distancia físico, pero los distintos medios nos permiten mantenernos cerca de las personas que son importantes para nosotros.

Podemos seguir aprendiendo, se ha hecho más evidente que nunca la enorme cantidad de recursos con los que contamos en medios digitales y de manera gratuita. Las niñas, niños y jóvenes han descubierto y se han involucrado con distintas plataformas para aprender temas de su interés personal y a su propio ritmo. Como resultado, pueden aprender más rápido y desarrollar habilidades como autonomía, capacidad de análisis y síntesis, creatividad y pensamiento crítico, así como desarrollar hábitos de estudio.

¡Pongámonos creativos!

El hecho de estar en casa ha dado pie a interacciones distintas de aprendizaje a través del juego, actividad que fomenta la creatividad, la solución de problemas y la autonomía; el involucramiento en tareas del hogar como cocinar, limpiar o cultivar propician el desarrollo de habilidades como la planificación, la resolución de problemas, e incluso para explorar conceptos matemáticos, practicar la lectura, seguir instrucciones y desarrollar habilidades socioemocionales como paciencia y tolerancia a la frustración. Las conversaciones familiares fomentan la oportunidad de ampliar su vocabulario, fortalecer los vínculos y el autoestima. Las actividades no escolarizadas, contienen muchísimas oportunidades de aprendizaje.

Esto nos invita a cuestionarnos ¿para qué y cómo aprendemos?

Si bien es importante guardar un equilibrio entre los tiempos que se dedica a cada actividad, otorgando un lugar importante a las actividades escolares, también tiene valor reconocer los aprendizajes que se están obteniendo mediante otras interacciones.

Al respecto, se recomienda jornadas escolares de cinco horas (algunos niños requieren periodos más cortos), con descansos que les permitan jugar, expresarse libremente, moverse y convivir con otros miembros de la familia.

Para saber más

Sistemas de información científica:

 

Índices de revistas especializadas:

 

Revistas científicas especializadas:

 

Plataformas de comunicación:

 

Plataformas para el autoestudio y aprendizaje a través del juego para niños:

 

Plataformas para el autoestudio para adolescentes y adultos:

 

Aprendizaje a través del juego- herramientas en inglés:

Pácticas Relacionadas